LAS CASAS QUE NO SE VENDEN: EL CASO MICHAEL JORDAN

 In Compra Inmobiliaria

Michael Jordan no solo es un ícono en la historia del deporte, también representa todo un capítulo dentro de la cultura popular debido a su personalidad, su carisma y una imagen que ha sabido explotar dentro y fuera de la cancha. Pero con todo ese éxito, hay algo que Michael Jordan no ha podido hacer: vender su casa.

El  ex jugador de los Toros de Chicago tiene ya 8 años sin recibir una oferta satisfactoria por su propiedad en Highland Park, la cual ha pasado de los 29 millones a los 15 millones de billetes verdes en el mercado, debido a la falta de interés.

La construcción en sí misma es imponente: cuenta con una duela de baloncesto, un área de putting green (para jugar golf), un estanque con peces, piscina, cancha de tenis, gimnasio , y un extenso patio y jardín, en un área total de 5 mil metros cuadrados.

La vivienda presume un interiorismo personalizado para la leyenda de la NBA. Desde la entrada señalada con un enorme número 23 en las rejas, hasta espacios diseñados a su gusto, como una sala para fumadores, un área de piano y otra para jugar billar.

En Internet se pueden encontrar varios artículos y videos que destacan a detalle la mansión por la que se pagan unos 100 mil dólares mensuales en servicios.

Más que ahondar en la excentricidad de la vivienda, este caso es el preámbulo para ejemplificar aquellas casas que no resultan una buena inversión para después sacar provecho de ella: las casas eternamente en venta.

Como comprador, hay varios aspectos a tomar en cuenta al adquirir una propiedad. Uno de los más importantes es asegurarse que no pierda de forma dramática su valor en el tiempo, es decir, que resulte atractiva para el mercado con los años, en caso de que sea necesario venderla.

Son varias las lecciones que nos deja la casa de Jordan, y se podrían resumir de la siguiente manera:

Foto: Especial

CASAS GRANDES = MERCADO PEQUEÑO

Conocer el precio promedio de vivienda en la ciudad en la que nos encontramos es el primer paso para identificar si puede atraer un buen número de compradores. En las grandes capitales, como la CDMX, es recomendable acotar ese promedio a la Alcaldía, pues son sumamente variables entre cada demarcación.

Una vez entendido ese promedio, podemos darnos una idea de lo que el público está demandando y cuáles serán los precios que nos mantengan competitivos, es decir, si estamos dentro del mercado. De lo contrario, nuestros clientes potenciales se reducirán a un número muy pequeño, y ya sabemos qué pasa con la oferta si no hay demanda.

CUIDADO CON LA PERSONALIZACIÓN ABSOLUTA

En el caso de Michael Jordan es evidente que la casa no solo le pertenece en el papel, sino también en cada espacio construido: ha personalizado tanto su vivienda, que sería difícil imaginar a alguien más habitándola.

Michael Jordan debe buscar a un comprador que ame el baloncesto como él (la vivienda tiene una cancha completa climatizada), pero también el golf, pero también la vida bohemia… y al que le sobren 15 millones de dólares, por lo menos.

El perfil que necesita el ahora empresario es demasiado específico, por lo que su mercado potencial se ha recortado aún más. La gente que no cumple con dicho perfil, pero tiene el dinero, sencillamente pensará que sería demasiado costoso hacer las adecuaciones pertinentes para que la vivienda deje de tener la esencia de su primer dueño.

LA PLUSVALÍA NO LA DA EL DUEÑO

Quizá Michael Jordan pensó que en el mundo de las bienes raíces también predomina la mercadotecnia de personajes. Un error más: ningún dueño le da el precio a una propiedad, sino los elementos básicos de la plusvalía, ubicación, espacio y diseño.

UN CONTEXTO SIN INTERÉS

Los expertos en inversiones de bienes raíces apuestan por las residencias de lujo no solo por la propiedad, sino por el contexto que las acompaña.

Quizá si la vivienda de Michael Jordan estuviera en una zona mucho más glamorosa, como Beverly Hills, Manhattan o algún otro barrio exclusivo de Florida o California, la historia sería distinta.

Sin embargo, el contexto de la zona residencial de Chicago donde se ubica la mansión no aporta mucho a las posibilidades de marketing para la venta de la propiedad.

Al buscar una vivienda, asegúrate que tenga concordancia con su contexto y no parezca un elemento fuera de lugar.

¿QUÉ HACER?

No parece haber una perspectiva positiva para la propiedad de Michael Jordan en el futuro cercano –o seguirá indefinidamente en venta o bajará drásticamente su precio en busca de un comprador–.

Sin embargo, el ex deportista podría pensar en rediseñar el espacio y dividir las propiedades, para segmentar el precio; también puede pensar en algún modelo de negocio más cercano a la hospitalidad (un hotel, un club o un airbnb).

Recuerda que si tu intención es adquirir una vivienda con el propósito de que resulte una buena inversión en el tiempo, Hausy.mx es una opción ideal para asesorarte.

 

 

 

 

Recommended Posts