TE DECIMOS EN QUÉ MOMENTO ES CONVENIENTE UN CRÉDITO INFONAVIT

 In Compra Inmobiliaria, Finanzas personales

El Infonavit es una de las instituciones económicamente más estables del país, y no es para menos: hablamos del organismo que acumula el mayor saldo de la cartera hipotecaria de México, por encima de los principales bancos.

Se trata de una prestación que ha sido utilizada por millones de trabajadores, quienes ven en el crédito que otorga el Infonavit la mejor oportunidad para alcanzar el sueño de adquirir una vivienda, o bien, terminar de reunir lo necesario para una hipoteca conjunta con la banca comercial.

Bajo este contexto, no es extraño que muchos trabajadores consideren el crédito hipotecario del Infonavit como una opción automática para el momento en el que deciden comprar su vivienda, lo cual podría no ser lo más conveniente en todos los casos.

Si bien el Infonavit cumple una función social importantísima al permitir el acceso a vivienda a millones de trabajadores de bajos ingresos, hoy es necesario considerar que las facilidades de múltiples instituciones crediticias podrían resultar más adecuadas en determinadas situaciones.

Hoy te presentamos en el Blog de HausyMx, un listado de razones que hacen conveniente el crédito de Infonavit. Pero, mucho ojo, si tu perfil o tu contexto económico no encaja del todo con ninguno de estos factores, lo mejor es acercarte a algún asesor para definir una alternativa que se adapte mejor al momento que vives.

 

SI EL PRECIO DE VIVIENDA QUE DESEAS NO ES MUY ALTO

En relación al elevado precio de la vivienda en las ciudades principales del país, el Infonavit ofrece préstamos cuyo máximo posible está lejos de las colonias con mayor plusvalía.

El monto máximo de precio es de 1 millón 955 mil pesos, y esto bajo condiciones estrictas en donde interviene la edad del derechohabiente, un ingreso mayor a 10 mil pesos mensuales y una tasa de 12% de interés anual.

Si tu objetivo de vivienda es menor o ligeramente superior a este monto, podemos pasar al siguiente punto.

CUANDO TIENES POCO O NADA PARA EL ENGANCHE

El compromiso de un crédito hipotecario con la banca comercial normalmente incluye un ahorro previo de alrededor del 20% sobre el valor total de la propiedad –esta cifra es variable, pero es una referencia general–, el cual servirá para cubrir el enganche y el costo de algunos trámites.

Para el caso del Infonavit, el enganche y escrituración puede ser pagado con tu propia subcuenta de vivienda. Esta es una de las razones más atractivas de la prestación.

Lograr un ahorro del 20% sobre el valor de vivienda no es tarea fácil ni un objetivo alcanzable para millones de mexicanos, cuyos ingresos no son suficientes para generar este fondo. Sin embargo, aquellos que sí cuentan con la liquidez pueden tener la seguridad que es un sacrificio que tiene importantes gratificaciones.

CUANDO ESTÁS DISPUESTO A UN ENDEUDAMIENTO A LARGO PLAZO

La prestación hipotecaria del Infonavit tiene dos aspectos que compensan el bajo costo del enganche y la accesibilidad del crédito: en primer lugar, la tasa de interés es de 12% anual –en comparación a algunas tasas bancarias que están incluso por debajo del 8%–, y, en segundo lugar, se trata de una deuda de muy largo plazo.

Esto quiere decir que la propiedad tardará mucho más en considerarse propia, pues mientras no se liquide la deuda, la vivienda se mantiene en riesgo de pérdida en caso de no cumplir con los pagos acordados.

La deuda de largo plazo representa un gran esfuerzo con el paso de las mensualidades, sobretodo porque estas mensualidades se actualizan con el salario mìnimo, es decir pagarás más cuando suban los salarios, por lo que es importante tomar en cuenta y hacer los cálculos pertinentes de qué tanto impactará en tu economía con los años y cómo podrás solventar ese adeudo, sobre todo si las expectativas de crecimiento económico familiar no son cercanas.

EN RESUMEN

Para resumir un poco lo que aquí se explica: el Infonavit es una prestación de alcance social inigualable, sin embargo, no es la opción más indicada en todos los casos.

Es, principalmente, una oportunidad para aquellos que consideran adquirir una vivienda con poco enfoque de ahorro, bajo un panorama de ingresos medio o bajo y para aquellos que no tienen inconveniente en adquirir una deuda que podría tomarles muchos años en liquidarse y que, a cambio de estas facilidades, están dispuestos a tomar una de las tasas de interés más altas del mercado.

Recommended Posts