5 PREGUNTAS QUE TE AYUDARÁN A DEFINIR: PREVENTA O REVENTA

October 8, 2021

Cuando hablamos del mercado inmobiliario, nuevo no siempre es mejor.

Al comprometernos con una decisión tan importante como es adquirir una vivienda, hay que considerar ciertos aspectos que no necesariamente tienen que ver con lo económico.

La eficiencia, conveniencia y accesibilidad de una casa o departamento dependen de cada persona.

¿Y cómo sabemos si lo es para nosotros? Lo mejor es cuestionarnos.

Hacernos las preguntas adecuadas nos llevará a las respuestas que necesitamos para, finalmente, llegar a una decisión que esté más allá del gusto, del capricho o de la prisa por comprar una casa.

Tan solo en la Ciudad de México hay unas 25 mil viviendas disponibles, de las cuales un 69% corresponden al mercado de reventa.

De entre todo este universo de opciones, elegir una podría detonar la duda de saber si estamos eligiendo la mejor. Pero con la asesoría adecuada y los cuestionamientos correctos se puede llegar no a la casa que quieres, sino a la que realmente necesitas:

¿QUÉ TAN RÁPIDO QUIERES O NECESITAS MUDARTE?

Antes de decir cualquier otra cosa, es importante recordar que una de las peores formas de adquirir una vivienda es hacerlo con prisas y poco tiempo para pensar cuidadosamente cada decisión.

Pero si te has puesto un tiempo límite –digamos, unos cuantos meses– para dejar de pagar renta o mudarte de la casa familiar, lo más recomendable es el mercado de segunda mano o reventa.

En la Ciudad de México, por ejemplo, se registra una amplia oferta de este segmento, pues se calcula que, por cada 10 viviendas disponibles, prácticamente 7 corresponden al mercado de reventa.

El rubro de segunda mano no solo es el que cuenta con mayor disponibilidad en general, sino que también requiere de poco tiempo para que, al firmar un contrato de compra-venta, se pueda proceder a una mudanza.

Cuando se habla de una preventa, los clientes deben esperar alrededor uno a dos años para poder habitarla, tiempo en el que se tendrá que considerar, en muchos casos, el pago de la renta de la actual vivienda.

¿TE INTERESA MÁS EL DISEÑO O EL ESPACIO?

Esta pregunta define dos aspectos que resumen, de forma muy general, lo que distingue a uno de otro segmento.

Cuando nos referimos a la preventa, uno de las prioridades que buscan los futuros compradores es un diseño contemporáneo, nuevos acabados y materiales, y una menor inversión en el corto plazo al momento de ocupar su casa.

Por otro lado, la reventa ofrece normalmente espacios más amplios y mejores ubicaciones.

Aunque las casas y departamentos de segunda mano no ofrecerán acabados recién estrenados o una propuesta arquitectónica de vanguardia, toma en cuenta que esto se puede compensar a través de remodelaciones y mejoras.

¿PIENSAS CRECER LA FAMILIA EN POCO TIEMPO?

Esta pregunta está muy ligada con la anterior.

De acuerdo con el censo poblacional del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), la tendencia de las viviendas en la Ciudad de México es de 3 a 4 personas por familia.

Si esto coincide o no con tu presente o con tus planes en el futuro cercano, es importante llevar esta consideración a la compra de tu próximo hogar.

No solo se trata del número de habitaciones que se deben tener para que todos obtengan el confort y la privacidad suficiente, sino también del tamaño de las estancias públicas, si se requiere una oficina en casa, la cantidad de cuartos de baño, etcétera.

¿QUÉ TAN PRONTO VAS A QUERER VENDERLO?

Responder a esta pregunta también tiene que ver con los plazos regulares de inversión.

Si tu interés será vender pronto tu propiedad, es mejor optar por una vivienda de segunda mano, que son las que se pueden mover de forma más rápida y con mayor flexibilidad en el mercado de vivienda.

Para los que eligen una casa en preventa, volver a colocar en venta la vivienda en poco tiempo resulta una mala inversión, pues por un lado no se ha desquitado la compra en cuanto a uso y por otro, es probable que no haya llegado a su mejor momento de plusvalía.

Los precios de las casas con menos de cinco años de antigüedad no suelen variar mucho del mercado de vivienda nueva, por lo que, en este caso, la casa competirá tanto con el mercado de preventa como con el de reventa.

¿VAS A USAR TUS AHORROS O CRÉDITO PARA ADQUIRIRLO?

Muchas de las preguntas previas no tienen mucho sentido si no tenemos bien claro de cuánto dinero disponemos en el momento de la adquisición o de la firma del contrato de compra-venta.

En general, recuerda que no es recomendable destinar todo el dinero disponible en un solo movimiento.

Si tienes dinero ahorrado (y hablamos de una buena cantidad), será más accesible el mercado de preventa, pues en éste es necesario ofrecer cantidades importantes como anticipo y enganche, los cuales te pueden descapitalizar si no estás preparado.

En el caso de la vivienda en reventa, es mucho más accesible para aquellos que van a utilizar un crédito bancario, sin embargo, siempre es recomendable tener un ahorro antes de dar este gran paso.

A veces no es tan sencillo responder a todas estas preguntas, pues requieren de planeación, presupuestos y proyecciones.

En HausyMx contamos con los especialistas que te ayudarán a resolver cada una de estas dudas y te llevarán de la mano al hogar que mejor se adapte a tu presente y futuro.

Lo más nuevo...

Comienza tu búsqueda

Encuentra tu hogar ideal.