Así es como puedes facilitar la mudanza a tu nuevo hogar

July 19, 2022

No hay duda de que estrenar casa o departamento es un sueño cumplido. Pero esto no quiere decir que esté exento de procesos poco agradables, incluso tediosos, como suele ser la mudanza.

Una buena mudanza tiene su grado de complejidad, no solo se trata de mover tus objetos de valor de un lugar a otro, sino hacerlo sin que estos sufran un daño, con un proveedor confiable y una logística adecuada. Por ello, es importante prestar atención a múltiples detalles, sobre todo si es la primera vez que contratas este servicio.

En HausyMx te presentamos una guía de lo que debes tomar en cuenta al momento de organizarla.

Lo primero que debes tener en mente es qué tanto vas a mover en cuestión de volumen, es decir, necesitas hacer un inventario con al menos un mes de anticipación.

La idea es tener consciencia de los objetos que hay en casa.

Con la anticipación necesaria, es mucho más fácil determinar qué tipo de vehículo necesitas, si se requiere un viaje o dos, incluso puedes pensar en el presupuesto requerido.

Hay que poner especial atención en los muebles pesados y que ocupan más espacio, así como en los objetos frágiles; tu inventario puede estar clasificado por objetos grandes, delicados y varios, también puedes hacerlo por secciones de la casa, como la sala, la cocina o el dormitorio.

El inventario y la distribución será tu mejor arma al momento de empaquetar, subir al camión y reacomodar las cosas en el nuevo hogar. De hecho, esta lista te refrescará la memoria y probablemente encuentres cosas que ya no necesitas.

El siguiente paso es gestionar los gastos de la mudanza. Debes negociar con la persona de la empresa de fletes, con quien también debes revisar el tipo de vehículo que se utilizará y evitar al máximo viajes adicionales.

Una forma de identificar un buen flete es conociendo previamente los camiones de carga, y revisando las opiniones sobre la empresa en internet, así como usando páginas oficiales, como Fletes México, MYM o Moobit.

Ahora que ya tienes suficiente información sobre los objetos que serán parte de esta mudanza, puedes comprar cajas de diferentes tamaños según los bienes que vas a guardar, así como otros recursos, como el plástico de protección para las piezas delicadas. Al mismo tiempo, es buena idea empezar a acumular papel periódico para los objetos de piedra, por ejemplo.

Muy importante: no esperes a guardar las cosas un día antes, tu mejor herramienta es el tiempo y, si tienes la posibilidad, empieza a guardar todo 15 días antes de la fecha límite. Puedes iniciar con lo que menos uses, como libros, trastes de ocasión, artículos de fiesta o ropa de temporada.

Cuando se acerquen las fechas de la mudanza, guarda el resto de tus objetos de uso frecuente en cajas marcadas para tenerlos bien identificados. Así sabrás qué es lo que vas a ocupar con prioridad en la nueva casa, como el módem del wifi, electrodomésticos, algunas lámparas, cables, trastes de uso diario, etcétera.

Si bien la mudanza puede resultar engorrosa, es muy importante que se tome en serio y con la prevención necesaria, pues, a final de cuentas, se trata de los bienes que te facilitan la vida todos los días.

Lo más nuevo...

Comienza tu búsqueda

Encuentra tu hogar ideal.