Diferencias entre un asesor de comprador y un asesor inmobiliario

April 26, 2021
Ricardo Dorantes
asesor, buyers agent, agente de bienes raíces

Aquellos que no están tan familiarizados con los procesos del mundo inmobiliario, lo más probable es que sólo reconozcan dos protagonistas principales durante el proceso de compra-venta de una propiedad: el que compra una casa y quien la vende. Sin embargo, durante el proceso hay actores que intervienen en distintos momentos. Dedicamos esta entrada a dos de esos“personajes secundarios”, que son los asesores, tanto del comprador como del vendedor. Lo primero que haremos será darles su nombre de personajes dentro de esta puesta en escena: el asesor del comprador, conocido también como Buyer’s Agent, y el asesor del vendedor, conocido como agente de bienes raíces.Son intermediarios idóneos porque conocen los procedimientos, las preguntas, los precios, el desarrollo de las negociaciones y la forma de valuar una propiedad. Pero ambos tienen un rol específico que cumplir, y sobre eso hablaremos en este artículo.

Revisa en este contenido las razones por las que un Buyer's Agent es la persona indicada para llevarte a la casa de tus sueños.

Los asesores inmobiliarios (agentes de bienes raíces) buscan vender propiedades, es decir, representan a los dueños de casas, edificios o condominios y cuentan con una cartera amplia de viviendas para ofrecerlas entre los compradores. Ellos son los que conocen los espacios, dimensiones y características de estos lugares porque es lo que tienen que promocionar.Mientras tanto, un asesor personal de comprador (buyer’s agent) trabaja directamente con el comprador o la familia que quiere adquirir un inmueble. Su trabajo es encontrar la mejor casa o departamento de acuerdo con las características que mejor se adapten a su cliente, y negociar el mejor precio posible por esa propiedad. Diferenciar entre estos es muy importante porque te ahorrará mucho dinero no solamente en la propiedad, sino en procedimientos, negociaciones y acuerdos. Además, te evitarás varios dolores de cabeza, pues comprar una casa suele ser un proceso tardado y lleno de papeleo cuando no se tiene la asesoría correcta. Una forma de distinguir el rol de cada uno es en estas tres etapas:

Búsqueda de propiedad

El caso hipotético es el siguiente: te interesa comprar una casa en una colonia céntrica, pero no sabes cómo buscarla, cuál es precio estimado o las mejores rutas de acceso. Si contactas con un agente de bienes raíces, él buscara en su cartera de propiedades cuáles tiene disponible y cuáles son las que más se acercan a las características que tienes en mente.El buyer’s agent, en contraste, te preguntará qué estás buscando, pero al mismo tiempo definirá un perfil para entender tus gustos y necesidades. Con base en ello, contactará a todas las personas que tengan inmuebles en venta con similitudes a lo que estás pidiendo, la diferencia es que él buscará propiedades de otros vendedores, aunque estos no sean del mismo grupo, mientras que el asesor inmobiliario te ofrecerá lugares que estén en su cartera preferentemente. Como mencionamos al principio, el asesor de ventas ve por los intereses de los vendedores, pues su trabajo consiste en vender las casas que está ofertando. Mientras tanto, el asesor personal no se ve obligado a convencerte de comprar una casa en específico, pues su trabajo es acercarte lo que estás buscando sin importar quién sea el vendedor.

buyers agent y asesor inmobiliario

Visita a la propiedad

Nuestra trama avanza. Has escogido un departamento de tu agrado y estás listo para conocerlo en persona.Durante la visita, el agente de bienes raíces te explica el tamaño de la propiedad, la distribución, la edad del edificio que la alberga, cómo es la vida alrededor y cómo funciona la vida en comunidad. En general, él se encarga de resolver las dudas sobre el funcionamiento de los servicios y todo lo relacionado con la vivienda.En ese proceso es normal que salgan dudas, tal vez te interese saber si hay ruido en las noches, parques cercanos, cuál es el estado de la tubería o de la instalación eléctrica.Pero hay otras dudas que tal vez no llegan a tu mente de forma inmediata. Sin embargo, tú vas acompañado por un buyer´s agent, que se encargará de recordártelas durante la visita o incluso te preparará un día previo.El buyer´s agent se encargará, además, de programar las citas a las propiedades que te gustan, de identificar los aspectos que normalmente no te dirá un agente de bienes raíces: rutas de acceso, identificación de los precios en la zona, atractivo comercial y plusvalía, qué tipo de instalaciones están cerca y cuáles no (escuelas, hospitales, corporativos, plazas comerciales), y te asesorará en cuanto a los trámites y documentación previos a la visita.

asesor inmobiliario y asesor de comprador

Negociación

Tercer acto. Te gustó la propiedad, así que inicia la negociación.Lo más normal es proponer un precio y establecer una línea de diálogo hasta que el comprador y vendedor estén de acuerdo, pero no es tan sencillo como parece.Esto usualmente se hace a través de una carta, la cual no necesariamente tiene un valor legal, pero sí refleja un serio interés de tu parte, y establece la cantidad que estás dispuesto a pagar. Dicho documento no requiere una asesoría particular, pero un buyer´s agent le dará un formato más serio, lo que te puede ayudar con el precio que estás ofreciendo por la casa.El número no debe ser demasiado alto en comparación con tu presupuesto para que tengas la oportunidad de negociar con libertad y de manera inteligente. Al final de este proceso, el agente de bienes raíces llevará esta oferta con el vendedor para recabar su respuesta.Posteriormente a la aceptación de la oferta, viene una de las etapas más confusas en la compra-venta de una casa: la firma del contrato, pues su lenguaje puede ser un poco técnico, pero tu buyer´s agent te ayuda a revisar las cláusulas, explicando o haciendo sugerencias sobre lo que viene escrito en este documento.

Lo más nuevo...

Comienza tu búsqueda

Encuentra tu hogar ideal.