Nuevo hogar, ¿nueva consciencia del cuidado del agua?

November 1, 2022

Una de las mayores preocupaciones del futuro es la disponibilidad del agua en nuestros hogares. Como sabemos, aunque el 75% del planeta está conformado por agua, la mayoría de ella no la podemos consumir porque es salada (97%), y de la restante, solo podemos utilizar el 1%, según el Gobierno mexicano.

Desafortunadamente el agua disponible no está repartida equitativamente en el mundo ni en México, y siempre hay países, ciudades y personas que no cuentan con ella para beberla, realizar las tareas más esenciales de la higiene personal, e incluso para poder crecer sus alimentos.

Desde julio de 2010, la Asamblea de las Naciones Unidas reconoció que una persona requiere al menos entre 50 y 100 litros de agua al día para uso doméstico y personal. Pero los datos mundiales indican que al menos 2 200 millones de personas carecen de acceso al agua potable de manera segura, y que 2 mil millones de personas viven en países que sufren la escasez de agua.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) destaca que el acceso al agua es un derecho vital para el desarrollo de las mujeres porque les permite llevar la menstruación y maternidad de forma digna y segura, además de procurar la productividad económica, la educación y la salud. Según datos de 2019 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), cerca de 297 mil niños menores de cinco años mueren cada año por enfermedades diarréicas causadas por “malas condiciones sanitarias o agua no potable”.

Lo cierto es que todos y todas somos vulnerables a la escasez de agua. El principal problema es que el crecimiento de la población mundial aumenta año con año y cada vez se vuelve más difícil distribuir el agua entre tantos habitantes. Según la ONU, la proyección para el 2030 es de 8,500 millones de habitantes y para 2050 seríamos 9,700 millones.

Por eso se trata de una responsabilidad compartida, es decir, corresponde tanto a gobiernos, empresas y hogares tomar medidas necesarias para usar racionalmente el agua.

Aquí te compartimos algunas acciones que podrías llevar a cabo al momento de realizar tu mudanza a tu nuevo hogar o una vez ya instalado, para extender el uso del agua en tus actividades diarias y evitar el desperdicio:

  1. Elige electrodomésticos ahorradores de agua; hoy en día es posible adquirir lavadoras que usan sólo la cantidad necesaria para tu carga de ropa. Si tu lavadora no tiene esas características, debes estar pendiente para que la cantidad de agua sea la justa. Aun así, lo más recomendable es usar cargas completas de ropa.
  2. Almacena el agua que salga de tu lavadora y úsala para lavar el patio o tu auto.
  3. Evita el uso de mangueras para barrer la banqueta o los pisos de tu casa.
  4. Instala regaderas o calentadores que permitan alcanzar temperaturas tibias en poco tiempo, así evitas desperdiciar el agua fría. También puedes almacenarla mientras esperas a que salga el agua caliente.
  5. Revisa periódicamente las tuberías de tu casa y considera esta revisión al momento de visitar una casa de tu interés. Es importante evitar fugas o rebosar cisternas y tinacos.
  6. Coloca dispensadores ahorradores de agua en todas las llaves de tu casa y en el diseño del WC. También puede utilizar el agua de la lavadora para llenar el tanque del WC.
  7. Utiliza un sistema de captación de agua de lluvia. Puedes instalarlo con ayuda de empresas particulares o con ayuda gubernamental. Con esa cantidad de agua podrías regar tus plantas, lavar pisos y realizar otras actividades relacionadas con la limpieza del hogar.
  8. Cierra la llave del agua mientras te lavas los dientes o te bañas. Utiliza el agua esencialmente para enjuagarte.

Recuerda que reduciendo el consumo innecesario y utilizando el agua durante tareas que la requieran esencialmente, podrías tener un impacto real en la disponibilidad de agua para ti y todos los demás.

Lo más nuevo...

Comienza tu búsqueda

Encuentra tu hogar ideal.